LOUDER

THAN THE

STORM

LOUDER

THAN THE

STORM

  • Aimée Lister

Meet Marina: she's starting conversations around 'imperfect environmentalism'

Meet the Movement: Marina, the 'imperfect environmentalist' behind @nat.you.re


English

(For Spanish, scroll to the bottom!)


Introducing young climate activist Marina, from Spain


Marina is a 22-year old Psychology student, and the force behind the Instagram account @nat.you.re, a Spanish-language instablog sharing tips and tricks for sustainable living, facts about the climate crisis, and images of our natural surroundings that remind us to appreciate the beauty of the Earth.


Her interest in environmentalism started three years ago, when greater free time led her to discover the world of sustainability and zero waste living through social media. Quite quickly, she started her own account and began to contribute to the movement with the goal of inspiring others to join her. “I sometimes get the feeling that people choose to do nothing, overwhelmed by the gravity of climate change, sustainability, living ethically… Actually, it is common to feel eco-anxiety or to feel depressed at the beginning, due to the negativity around this topic. That is why it is my goal to present a positive perspective, and to show that it is not as hard as it may seem.”


“It is my goal to show that it is not as hard as it may seem”

What does Marina's environmental account aim to do?


Her account introduces her followers to brands producing sustainable items and shares advice that has inspired her friends and family to adopt new habits, but also discusses topics that are sometimes left out of the conversation, and which Marina herself was introduced to through social media herself. “I discovered new concepts I had never noticed, like climate intersectionality, which points out fighting for climate change is directly related with fighting for ethnic minorities around the world, who really suffer from climate change.” On a smaller scale, Marina sees the different opportunities afforded to people depending on their birthplace in her family, half of which lives in France, where she says she feels environmentalism is a step ahead. “That doesn't mean they are better or worse countries but that they have different paces.”


Indeed, her family is the “biggest source of inspiration” for Marina, because the way her values have shaped their actions and she has been able to see the impact of her work. However, her motivations have a wider source, too: “Anger and frustration provoked by the negative daily news about climate change are, oddly enough, what inspire me the most and move me to (re)act. But at the same time, all the positive news about the environment give me the strength to continue in this path.”


“I was too rigid at the beginning”

Why sustainability is a journey


A ‘path’ seems the most perfect way to describe @nat.you.re, because Marina is keen to remind us that sustainability is a journey – and that we might not get it right first time. “I was too rigid at the beginning, so I used to throw new stuff out just because it wasn’t sustainable, and I bought new unnecessary eco-friendly items just for the sake of it. On top of that, I used to find difficult to understand that people could have a different opinion than mine. I’ve realised undertaking a sustainable life is just the opposite, though. Turning into a more flexible, tolerant, respectful person who looks for alternatives and makes up homemade solutions is what it is all about.”


These transformations are not just a part of Marina’s journey – they are a reminder that sustainability is a journey that anyone can take. As well as acknowledging that sustainable changes take time, especially for those who are students or still living with their parents, Marina is keen to point out that perfection isn’t the goal. “I’d like to say that I'm imperfectly ecological,” she tells us. “I mean, I’ve made an imperfect journey, full of mistakes that still help me improve and learn. So I wouldn't like people to think of me as a perfect model of a sustainable life but as a common girl who’s trying to do things right.”


“I’m imperfectly ecological”


Despite the evident strength of her determination and passions, Marina was not always the person she is today. “I didn’t used to enjoy spending time in nature,” she admits. “But it’s a completely different story now. Being in contact with nature feels essential for my happiness and an attitude to life. Living in a capital city doesn't make it easy, though, to find those moments to evade and connect to nature but I’ve been trying at least twice a week to spend a day in the countryside. Now I feel pure respect towards our planet because all natural processes are based on a perfect balance between species. That’s why I think the more similar our society is to natural working, the better chance we’ll have of preserving the planet.”



Spanish


Datos básicos sobre mi: Me llamo Marina, tengo 22 años, soy francoespañola y vivo en Madrid, España. Actualmente estoy en mi ultimo año de carrera de psicología.


¿ Puedes contarnos sobre tu viaje como ecologista?

Ante todo, me gustaría decir que soy imperfectamente ecologista, es decir mi trayectoria no es perfecta, cometí errores y lo sigo haciendo pero de ellos aprendo cada día. Mi historia es como la de cualquier otra persona que intenta hacer las cosas bien a su escala, me gustaría que la gente no crea que llevo una vida perfectamente sostenible porque no es así.

Empecé a interesarme por la ecología con 19 años, al comenzar la carrera tenía más tiempo libre y descubrí en Instagram a varias personas activistas del medio ambiente y los animales, al igual que cuentas que promovían el movimiento “cero residuo”, se me abrió un mundo nuevo y apasionante. No tarde en crear mi cuenta @nat.you.re para aportar mi pequeño grano de arena a estos movimientos tan importante de los que a mi alrededor no se hablaba.


Con el tiempo, mi visión ha madurado y cambiado, al principio era rígida, lo que me llevó a comprar cosas que no necesitaba solo por ser sostenibles y a tirar otras en perfecto estado por no ser ecológicas, errores que todos podemos cometer al empezar; además no entendía como la gente podía pensar diferente a mi y me enfadaba.


Después, me fui dando cuenta de que llevar un modo de vida sostenible es justamente lo contrario, volverse más flexible, buscar alternativas, inventarte soluciones, y sobre todo aceptar y respetar la opinión de los demás ya que muchas veces es cuestión de las posibilidades de cada uno. También he ido descubriendo conceptos nuevos en los que antes no pensaba como el “climate intersectionality” en el que te das cuenta que al final luchar por la justicia climática es luchar por la justicia de las minorías étnicas y raciales que habitan el planeta y que se ven mucho mas afectadas por la crisis climática.


Como todos los cambios en la vida, volverse sostenible no es algo que puedas modificar rápidamente y menos si vives con tus padres y eres estudiante (como es mi caso). Pero el mínimo cambio, ya es importante y suma. Por tanto diría que en este camino (reciente) en el que llevo 2 años y medio no he hecho mas que aprender, tanto de la gente que me inspira, de la propia naturaleza y de mis errores.


¿ Cómo describirías tu relación con la naturaleza/la tierra?

Hasta hace pocos años, no me gustaba especialmente pasar tiempo en ella, lo sé, parece irónico viniendo de alguien que ahora defiende la naturaleza por encima de cualquier cosa.


Sin embargo, a día de hoy siento que necesito estar en contacto con la naturaleza para ser feliz y llevar una vida plena. Al vivir en una capital, muchas veces se hace difícil encontrar esos momentos de “evasión” pero me he propuesto desde hace un tiempo, ir mínimo dos vez al mes a pasar un día en el campo. La naturaleza tiene propiedades muy beneficiosas en la salud, tanto física como mental, por eso veo tan importante disfrutar de ella.


Además, en la actualidad tengo un sentimiento de puro respeto y admiración por la naturaleza y el planeta en el que vivimos, ya que todos los procesos naturales se basan en un equilibrio perfecto entre especies. De ahí, que piense que cuanto más se parezca el funcionamiento de nuestro mundo al de la propia naturaleza y sus organismos, mas oportunidades tendremos de conservar el planeta.


¿ Qué te inspira a perseguir un estilo de vida ‘sostenible’?

Cuando he ido a manifestaciones contra el cambio climático, en todas ellas he visto a niños muy pequeños con carteles, ellos son los que me motivan a perseguir este estilo de vida, ya que me da mucha rabia y me parece injusto que no opten a tener un futuro digno. Por otra parte, sería hipócrita decir que no lo hago por mí misma ya que también quiero poder vivir bien sin tener que preocuparme (en la medida de lo posible) por la muerte del planeta.


¿ De dónde tomas inspiración/energía/motivación cada día? Hay algunas fuentes de positividad importantes?

Apostar por el planeta es difícil y frustrante pero a la vez esperanzador y bonito. Por tanto, muchas veces lo que me da energía y motiva paradójicamente es la rabia y frustración que me aportan ciertas noticias negativas del día a día sobre la crisis climática y sus consecuencias. Pero a su vez, todas las noticias positivas que surgen cada semana sobre el tema dan ganas de seguir por ese camino.


Ver que mis familiares y amigos empiezan a hacer cambios que antes ni se hubiesen planteado, solo por haberlo hablado conmigo, es lo que más me motiva y emociona, porque sientes que realmente lo que transmites sirve de algo. Por tanto, ellos son mi mayor fuente de inspiración.


Finalmente, lo que siempre me aporta positividad es ver que cada vez somos más los que reclamamos un cambio, cada vez son más los que se unen a la causa ya sean particulares como marcas que intentan hacer bien las cosas. Pero todos tenemos el mismo merito porque ser más éticos que la sociedad en la que hemos crecido y vivimos actualmente es muy difícil, pero vale la pena.



¿ Cuál es la meta de tu plataforma?

La principal meta de mi cuenta es inspirar al cambio y promover un estilo de vida imperfectamente sostenible en los demás. Citar temas de los que nadie (o muy poca gente) habla y dar a conocer marcas que se arriesgan a cambiar las cosas son otros de los objetivos que tengo.


Además, siento que a veces mucha gente elige no hacer nada por lo abrumador que parece todo esto del la crisis ambiental, la sostenibilidad, vivir éticamente... y se conforman, aunque no sea lo que quieren. De hecho al principio, es normal sentir “EcoAnsiedad” e incluso encontrarse deprimido, porque todo puede parecer muy negativo.


Por ello, mi propósito es quitar esa sensación y mostrar que no es tan difícil como parece, y que realmente quien quiere puede. Como todo en la vida, lo complicado es empezar pero una vez lo hayas hecho, lo que predomina es la superación, el crecimiento personal y la felicidad de ser parte de algo muy grande.


¿ Cuándo hablas con tus amigos sobre el cambio climático cuál es su reacción? Piensas que hay cosas culturales que afectan las actitudes?

En general siento que la gente esta concienciada, lo que no es sinónimo de actuar. La crisis climática es una realidad que nos afecta a todos y a día de hoy creo que nadie puede decir que no ha sufrido sus efectos.


Obviamente, hay factores muy importantes que determinan la respuesta de la gente, como el económico, social, cultural, etc. No podemos exigir a las personas de los países en vías de desarrollo como por ejemplo la India, o pertenecientes a minorías étnicas ya discriminadas por la sociedad, que se preocupen del mismo modo que un Europeo o Estadounidense de clase media. Sin ir más lejos, yo tengo familia francesa y española, y siento que Francia va adelantada a España en muchos aspectos sobre la ecología, no por ello un país es mejor o peor, lo que quiero decir es que cada persona tiene distintas oportunidades por haber nacido en determinado país y eso no se puede olvidar.


Por ello, una vez más insisto en que cada pequeño cambio es importante, siempre será mejor que nada y lo principal es no dejar de actuar por la causa.


Meet the Movement: Meet inspiring people from across the globe making a real difference to their community. We can’t build a movement if we don’t know who each other are. Meet them, connect with them, be inspired, become one of them. Movements grow through people, let’s get going.




Follow Us